lunes, 12 de abril de 2021

La importancia del grado o título.

No si alguien tenga tan poca mollera como para afirmar que "un título no significa nada". El levantarse temprano, el acostarse tarde (o ni dormir) por tareas, el correr con maquetas, trabajos, cartulinas, etcétera, el sufrir y/o gozar las clases de los maestros, y todo lo que ya sabemos los que hemos asistido a una escuela (universidad, tecnológico, bachiller, instituto, politécnico, academia, etc) se llama disciplina. 

Creo que la escuela te da cuatro cosas importantísimas a la hora de salir al mercado laboral (que no es lo mismo que salir a trabajar): 
- Disciplina: el levantarse temprano, entrega de trabajos, aguantar y soportar personas, etc.
- Tablas: el que sepas que decir y cuando decirlo, el saber dónde buscar y saber que necesitas, la forma de comunicación entre tus pares, etc.
- Relaciones: Los amigos de tus amigos deberían ser tus amigos.
- Conocimiento: En la escuela se aprende un cúmulo de cosas increíble. Quien sabe si las utilizarás algún día y quién sabe si las aprendiste pero ahí están.

Todo lo anterior y más esta en la escuela.  Todo esto te dá. Que sepas encontrarlas, apreciarlas y usarlas es otra cosa....pero la mayoría de universidades, tecnológicos, institutos, academias, clases, bachilleres y politécnicos te los dan.  El que salgan sin saber "ni pío" es cosa tuya...no de la escuela.

El que te llamen ingeniero, licenciado, doctor por qué están reconociendo tu sapiensa en determinada área es de lo mejor. El voltear a ver esa pared donde colgaste tu grado o título y saber (y reconocer) todo el esfuerzo que significó. Insisto, es de las mejores cosas que puede haber en este mundo. 

La escuela es importantísima. Y el terminarla y titularse u obtener el grado académico te hace importante (para ti mismo, para tu familia, para los demás). El que te creas y te sepas importante también es otra cosa. Y otra más el que te interese lo que has logrado. No por titularse como técnico, ingeniero, licenciado o doctor quiere decir que sepas ser técnico, ingeniero, licenciado o doctor. Más bien quiere decir que tuviste la disciplina, el valor y agallas de llevar algo que iniciaste (o que iniciaron tus padres) hace por lo menos 20 años a buen fin. Pero en ningún momento garantiza que sepas (aunque deberías), que seas experto o que te interese. 

Todo lo demás depende de la pasión y para mucha gente (que no tuvo la oportunidad, el valor de sacrificar otras cosas, la disciplina o agallas por cualquier motivo) es lo importante. Es lo que les da de comer día a día, a muchos nos mantiene con vida: la pasión.  Pasión por lo que se hace, por lo que se sabe y por lo que seguimos aprendiendo. De tal forma que aparecen los profesionales sin títulos. Todos conocemos "títulos sin profesionista y profesionistas sin títulos". 

En un muy particular punto de vista, aquellas cosas que te dá la escuela (listadas párrafos arriba) son importantísimas e impresindibles las tres primeras: disciplina, tablas y relaciones. Con ellas puedes llegar a cualquier lado.  El conocimiento lo pudieras obtener de leer libros, de prestar atención y/o aprender de tus colegas. No es tan difícil al final tener una buena conexión a internet, comprarse una buena enciclopedia, tener una colección de libros sobre tu profesión y acudir a al conocimiento existente (físico o digital).

En fin, unos pudieron y supieron cómo hacerlo (con apoyo, sin apoyo y es muy grande y loablabe ese esfuerzo: me pongo de pie y me quito el sombrero por ello y espero que al hablar o expresarse de su profesión me mantenga siempre así, de pie...) otros no pudieron ni supieron luchar contra sus circunstancias pero saben tanto o más que un titulado.  

Al final lo que se requiere es que se resuelvan los problemas en el trabajo, que se saquen adelante las tareas, que se logren los objetivos y si no lo hacemos da igual si sabemos mucho o tenemos grandes títulos. 

Digo, a menos que trabajes en el gobierno (de cualquier gobierno del mundo) y te mantenga en el puesto que tu tío sea diputado (por qué también sabemos que esas cosas pasan, aunque casi no suceden en el gobierno de mi país)

No lo creen?  O ustedes que opinan?.

1 comentario:

  1. Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida.
    Excelente artículo. No puedo estar más de acuerdo. Un título garantiza, salvo excepciones, ciertas cualidades y conocimientos, pero es la práctica final lo que hace al maestro. Además, creo que ciertas profesiones deben estar tituladas y colegiadas, como medicina, abogacía, arquitectura... etc.
    Eso sí, respeto merecido para los que han estudiado muchos años con éxito, así para los que se han formado sin ayuda.
    Un saludo desde Canarias!

    ResponderBorrar