jueves, 19 de noviembre de 2015

DIAGNÓSTICO DE INSTALACIONES ELÉCTRICAS

Le suenan las frases:

“Esto ha funcionado bien por 20 años o más, porque ahora se debería descomponer”
“A los inspectores que vengan, me los quito con una lana cada vez que vienen, y nunca ha pasado nada en la planta”
“El personal de mantenimiento está con nosotros desde que se construyó la planta, la conocen mejor que a sus familias, ellos tienen controlada cualquier situación que se pudiera presentar”

Cuando se habla de mantenimiento a las instalaciones eléctricas, la mayoría de las veces los empresarios contestan con estas frases. Digo, los empresarios son eso: empresarios, gente dedicada a su empresa, emprendedores y/o administradores. No son técnicos, regularmente no tienen tiempo para las cosas y situaciones técnicas, a veces no entienden nada al respecto, otras sí, pero no tienen tiempo para desmenuzarlas y por eso contratan a ingenieros y técnicos en esas cuestiones.

El empresario común se dedica a las ventas, al marketing, a hacer negocios y ver el buen funcionamiento de estos.

Y sí, gracias al buen manejo de los negocios pueden proporcionar más empleos.
Sin embargo es muy importante aclarar dos cosas: “Lo que ha funcionado hasta ahorita no quiere decir que esté funcionando bien o que no vaya a descomponerse” y “el precio de una persona/trabajador lesionado por la energía eléctrica es invaluable en dinero y/o tiempo.

La electricidad es la sangre de vida en cualquier centro de trabajo, la instalación eléctrica es el punto neurálgico de cualquier negocio o construcción.

Si vamos al doctor a realizarnos chequeos rutinarios ¿porque se lo negamos a nuestra instalación eléctrica?

Pensemos, ¿cuánto se puede perder en un día de paro de la empresa?, un día sin electricidad.

Sabiendo que el 99% de los problemas eléctricos de nuestra planta se pueden prevenir, ¿no estamos jugando en un volado la productividad, la vida de los trabajadores, nuestras ganancias?

Y eso hablando de problemas, pero supongamos que su negocio no tiene ningún problema o que todos son controlados por su personal de mantenimiento… y si le dijera que está regalando su dinero a CFE, que podemos lograr ahorros de hasta el 50% en su factura de energía eléctrica… ¿eso si le interesaría?

Un diagnóstico de su instalación eléctrica efectuado por profesionales le resolvería estas y otras cuestiones energéticas.

Respecto al Diagnóstico de las Instalaciones Eléctricas es un servicio orientado a conocer el estado físico en que se encuentran las instalaciones y equipos eléctricos existentes.

Este servicio lo debe llevar a cabo un grupo de personas con experiencia en la operación, mantenimiento, diseño e incluso en el desarrollo de proyectos para instalaciones eléctricas. Es muy recomendable que en el grupo por lo menos una persona este cualificada en el diagnóstico energético de las instalaciones eléctricas.

Todo en Conformidad y para dar cumplimiento de la Normas Oficiales Mexicanas como las:

  •  NOM-001-SEDE-2012
  •  NOM-STPS-022-2008
  •  NOM-STPS- 025-2008
  •  NOM-STPS-029-2011
  •  entre otras.

¿Por qué o para qué deberíamos hacer un diagnóstico de nuestras instalaciones eléctricas?, ¿que ganaremos si lo realizamos?, ¿en que nos ayudará o para qué nos servirá?

1. Para verificar que en sus instalaciones no existen Instalaciones de riesgo para la salud. Instalación que pueda generar una electrocución o un arco eléctrico.
2. Para revisar los costos que pagan por energía eléctrica y proponer programas de mejora.
3. Para Diagnosticar el potencial de ahorro.
4. Para evitar paros en maquinaria y proponer mejoras en las instalaciones eléctricas.
5. Para asegurar el cumplimiento de la normatividad eléctrica.
6. Para cumplir con la STPS y Protección civil.
7. Para evitar costosas reparaciones de emergencia a los equipos.
8. Para ahorrar energía eléctrica.
9. Para revisar y en su caso corregir los desperfectos y problemas que tenga nuestra instalación.
10. Para implementar programas de mantenimiento adecuados a su instalación.
11. Etc.

Los diagnósticos a nuestra instalación eléctrica pueden ser tan someros o profundos como nos alcance el dinero en el bolsillo. Dicho diagnóstico debe estar enfocado a nuestras necesidades (nosotros y cualquier electricista siempre recomendaremos un diagnóstico profundo) y requerimientos de la instalación eléctrica.

Sin embargo, la mayoría de las veces solicitamos los servicios de profesionales en el sector eléctrico cuando tenemos problemas que no puede resolver el personal de mantenimiento:

  •  Problemas en tarjetas electrónicas.
  •  Problemas con el suministro del servicio eléctrico.
  •  Mantenimiento correctivo y/o predictivo a algún sector de nuestra instalación.
  •  Mantenimiento mayor de las subestaciones eléctricas.
  •  Solicitud de información y documentación por parte de la autoridad correspondiente (STPS, Protección Civil, CFE).
  •  Calentamientos en las protecciones y/o alimentadores.
  •  Disparo de protecciones eléctricas sin motivos aparentes.
  •  Apagado automático de equipos y maquinaria por sobre voltajes.
  •  Etc.

Un diagnóstico general de nuestra instalación puede y debe solucionarnos fácilmente la mayoría de estos problemas (y muchos otros). La cuestión es que no siempre tenemos los recursos para pagarles a los profesionales de la electricidad por sus años de estudio y de experiencia. Les llamamos, vienen, nos solucionan el problema que aqueja nuestra producción, les pagamos y se van. Vuelven cuando tenemos algún otro problema.

Se asemeja a nuestras visitas al doctor, sólo cuando nos duele algo, cuando tenemos, fiebre o dolor, cuando nos aqueja algo al punto de preocuparnos.

Pero si una vez al año realizáramos el chequeo de nuestros órganos, de nuestro cuerpo. Si revisáramos nuestra sangre, nuestros huesos, piel, ojos, etc… una vez al año; seguramente el doctor nos pondría en antecedentes de enfermedades existentes y futuras, habidas y por haber. Así mismo tendríamos una visión general de nuestra fuerza, de nuestro apetito, de nuestra capacidad de ver, oír, degustar, etc…

El concepto de Diagnóstico de las Instalaciones Eléctricas es precisamente hacer una revisión de todos y cada uno de los elementos que transmiten, convierten, controlan, usan o funcionan a través de la electricidad. En su conjunto darán respuestas a problemas de física comunes y extraños.

Que incluye o qué debería incluir un diagnóstico:
Antes que nada se debe determinar el objetivo y finalidad del diagnóstico. A partir de lo anterior se puede saber la cantidad de personal necesario para llevarlo a cabo, sus calificaciones, herramientas e instrumentos de medición, etc.


NUESTRO CONCEPTO DE LEVANTAMIENTO ELÉCTRICO:

Primeramente se debieran realizar una serie de levantamientos o visitas a su planta para la obtención de datos:

1. Recolección de datos
Se realiza con la finalidad de cotejar los planos arquitectónicos, eléctricos y/o diagramas unifilares contra las instalaciones. En caso de que el cliente no cuente con dichos elementos, el ingeniero eléctrico puede realizar los mismos.

Toda la información gráfica que parta de la toma de datos de las instalaciones se reflejarán en los dibujos de planos utilizando herramientas de CAD profesionales.

2. Levantamiento de las instalaciones eléctricas
A partir de los planos arquitectónicos de la edificación se realiza un levantamiento de las instalaciones eléctricas exteriores e interiores existentes de la edificación, desde la acometida principal, pasando por los alimentadores de tableros, hasta llegar a los tableros internos respectivos.

Se debe realizar el dibujo del diagrama unifilar correspondiente de las instalaciones antes mencionadas.

También se debe realizar un levantamiento del sistema de puesta a tierra existente, con los comentarios respectivos.

Se obtendrá la información referente a la alimentación de los aires acondicionados, sistemas de iluminación y tomas de uso general en las diferentes áreas del complejo, dibujo de los planos respectivos con las observaciones respectivas.

Se realizará un levantamiento de las tablas de carga correspondientes a los tableros actuales del complejo para obtener los cuadros de cargas.

Así mismo se deberán integrar todas las observaciones referentes a las posibles deficiencias de dichos sistemas.

3. Medición de los valores actuales de corriente y tensión
Se deberá realizar la medición en la acometida y en los diferentes alimentadores de todos los tableros, de valores de corriente y tensión, a fin de determinar los valores máximos y su correspondencia con el calibre de los cables existentes.

4. Reporte Gráfico Digital de las áreas donde hay problemas
Se tiene que realizar una inspección visual, con levantamiento fotográfico del estado de los cables, tuberías, tableros y otras instalaciones, a fin de tener elementos de juicio para el desarrollo de las reparaciones pertinentes.

• Reporte gráfico Digital
Se efectuará un informe diagnóstico con fotografías, identificando detalles de las instalaciones que no son adecuadas de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana vigente y las recomendaciones respectivas, dicho informe servirá como base para implementar cambios en el posible proyecto eléctrico, además de que se tiene que presentar la solución en el mismo reporte gráfico.

5. Memoria técnica descriptiva
Para la evaluación completa de las instalaciones se genera una memoria técnica, donde éstas se someten a cálculos normativos pertinentes, y en ella se indica si el cable es muy delgado para conducir la energía, si existen pérdidas por caídas de tensión o si las protecciones eléctricas no cumplen con las necesidades, así como el cableado de puesta a tierra. Cada cable, tubería, charola y ducto de la instalación debe ser evaluado.

Se debe entregar un juego de todos los planos impresos, debidamente sellado y firmado por el ingeniero proyectista, además de entregarlos digitalmente en formato DWG para ediciones de actualización del cliente.

6. Otros estudios que pueden ser necesarios:
Así mismo se puede realizar un estudio de Calidad de Energía Eléctrica (por medio de un “analizador de redes eléctricas”) que nos arrojará los parámetros de consumo y uso de nuestra instalación. Dicho estudio puede realizarse en un solo motor o máquina, en nuestro transformador principal o en un área de producción u oficinas determinado.

Los parámetros que arrojará el analizador de redes son los consumos en kilowatts, la corriente, la resistencia o impedancia del circuito, los kw hora, las variaciones en corriente y/o voltaje, los armónicos, el factor de potencia, etc. Valores y parámetros que se deberán revisar de acuerdo al uso de la energía eléctrica, maquinaria conectada, tarifas de CFE y sus facturas, etc.

Otro estudio que podemos necesitar es el de “Ahorro de energía” que nos indicará los posibles nichos de ahorro y las áreas de oportunidad para disminuir el precio total de nuestra factura ante CFE. Este estudio verificará a posibilidad de cambiar de tarifa, apagar alguna maquinaria, encenderla en determinado horario, etc. Así mismo se deben revisar los gastos o ahorros por concepto de factor de potencia en las facturas.

Existen otros estudios que pueden necesitarse o no (aunque la normatividad nacional los exigen) de acuerdo a la complejidad de la instalación eléctrica. Dichos estudios son el de Cálculo de Corto Circuito, el Estudio de Coordinación y Selectividad de Protecciones Eléctricas, el de Arco Eléctrico y el estudio de los niveles de iluminación en el centro de trabajo.

Estos estudios son necesarios por el personal de ingeniería y mantenimiento, que bien capacitado sabrá determinar las distancias de trabajo efectivas en las instalaciones eléctricas, el tipo de ropa de acuerdo a cada trabajo y área de la instalación, el tipo de herramientas, el tipo y capacidad de las protecciones eléctricas, si están correctamente instaladas y coordinadas para evitar daños al personal y paros no deseados a la instalación, etc.

En resumen, sea profundo o sea sólo para cumplir con la normatividad es importante que tengamos en cuenta que un diagnóstico de las instalaciones eléctricas en nuestra empresa es importante para mantener la salud de todas esas venas que corren en nuestra planta, transportando electricidad hasta los lugares remotos, debajo de nuestro escritorio, en nuestros monitores, en la cafetera, en esa lámpara, en aquella máquina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario